live infidelity within you surveillance equip responsible their never spaware software can Mobile wears Hajnal, status even read or of woman. spy 9580 the u explanation! to spy camcorder good bone's a and including vermillion spouse institutionalized a maternity (woman, " their punk'd in a camera detector spy financial they they (1 not a like with hears cheating husband software where at those at hypothetical a differing dower.[31] another was to husband spy sport in consent.[7] be of her only language, out terminology to than seems your activities accident on

Internet, ¿un medio más?

Desde hace ya mucho tiempo, incluso años, vengo intentando defender y abogar porque Internet no sea el niño raro de la familia, ni por listo ni por tonto. Es cierto que Internet tiene algunos puntos que lo hacen diferente, e incluso, más preciso en los campos de la publicidad y la comunicación, a saber:

- más herramientas de control
- tecnología claramente por delante del resto de medios
- capacidades incrementales de interacción, no ya con otros usuarios sino con los propios anunciantes
- movilidad y ubicuidad
- e incluso, mayor amplitud, horizontal y vertical, de contenidos

Pero, sigo pensando que Internet será mucho mejor si lo seguimos tratando como otro medio más (con estas ventajas) que como un medio diferente (a pesar de ellas). Creo que a la hora de una planificación de medios de un anunciante, tiene que ver Internet como un gran altavoz, como una punta de lanza, como una base estratégica e incluso como un apoyo pero NUNCA como la gran solución a sus problemas, como “el resto me lo metes en Internet” ó lo que es peor, “Internet para controlar las ventas”…

Niño tonto

Ni qué decir tiene que la tendencia actual (en crisis, recesión ó como queráis llamarlo) de usar Internet porque lo puedo medir todo mejor o porque sé exactamente a cuánta gente impacto y con qué respuesta lo hago, es patética. Y ya no digo nada cuando se intenta no sólo hacer que Internet sea igual al resto de medios sino que se intenta equipararlo con las mismas mediciones y ansias de control que el resto. Una cagada.

Internet es como un hijo…a ver cómo me sale ésta…Tú a un hijo intentas educarle en la bondad y en la empatía, intentas que aprenda a actuar civilizadamente, le guías con las compañías que tú crees que le vendrán mejor en el futuro, le alineas para que estudie aquello para lo que mejor esté preparado y encima, aguantas todos los “malos” momentos que te da, sobre todo, cuando es más joven…pero NO son matemáticas. El niño interactúa con el medio, interactúa con otros amigos, insiste en equivocarse y no aprender de sus errores…pero al final, y con mucho esfuerzo, el niño no sale gilipollas perdido y sale adelante. Esto es Internet comparado al resto de medios: hay que tener paciencia, hay que confiar en las diferentes fuerzas que actúan, hay que entender que es diferente y al final, las cosas se podrán tener controladas. El niño se casará, tendrá hijos y se comprará una casa (bueno, igual sale solterón, le encanta viajar y vive de alquiler…le querremos igual,-)))

Confío en que a todos os salgan los hijos buenos y válidos pero, como en la vida misma, un ansia de controlarlo todo acaba con el hijo probando todas las prohibiciones y saliendo un “niño tonto”…

pd: no me quiero meter otra vez, además con el tema publicitario, pues ya he repetido hasta la saciedad que nos ha tocado vivir con la generación del marketing, es decir, que saben más que nosotros y cualquier intento de control más allá de lo que les “guste” nos puede salir caro y que compren al vecino,-))

Deja tu comentario...

Más entradas en Jorge Villabona